Tarmac vincula su expansión en Teruel a la mejora de las infraestructuras del aeropuerto

tarmac

La carencia de un sistema instrumental de aterrizaje dificulta la llegada de aeronaves a sus instalaciones

Tarmac, concesionaria del hangar principal y de la campa de estacionamiento de aviones del aeropuerto de Teruel, considera imprescindible el desarrollo de las infraestructuras de esta plataforma aeroportuaria para continuar su expansión en su sede turolense. La compañía tiene dificultades para recibir aeronaves en su centro de estacionamiento, mantenimiento y reciclado debido a la ausencia de un sistema instrumental de aterrizaje que permita la llegada de aviones en condiciones meteorológicas adversas o en horario nocturno, según explicó ayer en la capital turolense el presidente de Tarmac Aerosave, Philippe Fournadet.

De hecho, un tercio de los 33 aviones que ha recibido en lo que va de año han tenido que ser retrasados o desviados por problemas de aproximación, tal como detalló el director general de Tarmac Aragón, Claude Zambano.

La introducción de radioayudas como inversión propia del aeropuerto, donde ahora se opera exclusivamente por aproximación visual, es la principal demanda de la filial de Airbus para ampliar su actividad en Teruel. Pero además confía en contar con la colaboración del Consorcio que gestiona el aeródromo, formado por el Gobierno de Aragón y el Ayuntamiento de Teruel, para sumar a corto plazo a sus instalaciones actuales una nave logística de 5.000 metros cuadrados junto a la zona de desmantelamiento para clasificar componentes y materiales de los aparatos que recicle y un edificio para administración y oficinas de sus clientes tras el segundo hangar que está en construcción.

Como última etapa, prevé otro hangar de gran tamaño, incluso algo mayor que el actual para que tuviera capacidad de albergar la aeronave más grande del mercado, el Airbus 380. Este último edificio "quizás" permitiría incorporar la pintura de aviones como nueva actividad en este aeropuerto, apuntó Fournadet.

Plan Director

La empresa, participada por Airbus, Snecma y Sita France, trasladó el mes pasado estas demandas al consejero de Vertebración del Territorio, Movilidad y Vivienda del Gobierno de Aragón, José Luis Soro (CHA), y a la alcaldesa de Teruel, Emma Buj (PP) -presidente y vicepresidenta del Consorcio, respectivamente-, cuando el pasado mes de septiembre visitaron su sede francesa.

El pasado martes Philippe Fournadet se reunió en Zaragoza con la consejera de Economía, Industria y Empleo del Ejecutivo autonómico, Marta Gastón (PSOE), cuyo departamento gestiona las ayudas a la inversión empresarial a través de instrumentos como los Incentivos Regionales o el Fondo de Inversiones de Teruel (Fite).

En esa reunión se acordó que Tarmac presentará un Plan Director en el que detallará sus proyectos de crecimiento en Teruel para los últimos años, con el objetivo de abrir líneas de colaboración para llevarlos a cabo.

Tarmac Aerosave es la empresa matriz de Tarmac Aragón, constituida en 2011 para ampliar en Teruel las actividades que ya venía desarrollando desde 2007 la compañía en Tarbes (Francia).

El aeropuerto turolense obtuvo la autorización de la Agencia Estatal de Seguridad Aérea (Aesa) e inició sus operaciones en 2013, abiertas entonces solo a aeronaves procedentes del territorio Schengen (España y otros 26 países de Europa). Esta limitación hizo que en ese ejercicio Tarmac Aragón recibiera solo cuatro aviones.

Para incrementar la actividad con aeronaves procedentes del resto del mundo solicitó al Gobierno de Aragón que tramitara la certificación internacional, que se consiguió en 2014. "A partir de ese momento empezaron a llegar más aviones y desde que empezamos hemos recibido en Teruel 141 aeronaves, pero seguimos teniendo dificultades principalmente por el equipamiento de infraestructuras del aeropuerto", comentó Fournadet.

El responsable de Tarmac Aragón aseguró que quieren crecer en esta ciudad y por eso solicitó la ampliación de la campa, pero consideró "un gran problema" que no exista un sistema de aterrizaje instrumental (ILS) u otro tipo de radioayudas que sí tienen aeropuertos como los de Castellón, Lérida o Ciudad Real, donde existen proyectos para implantar actividades como las que desarrolla aquí la compañía.

"Si no contamos aquí con un sistema de ese tipo quedaremos en inferioridad de condiciones y será muy complicado que crezca la actividad en Teruel porque el aeropuerto no será competitivo", advirtió.

La empresa considera que esta inversión debería correr a cargo del Consorcio, ya que se trata de un equipamiento para el aeropuerto y no adscrito a la concesión de Tarmac. En cuanto a las nuevas edificaciones que necesitan, esperan contar con apoyo de las instituciones.

Sin subvenciones

Su responsable aseguró que no han recibido ninguna subvención pública, ya que pagan el canon estipulado por el uso del hangar y de 80 hectáreas de campa -que se aplica de forma progresiva en los primeros cinco años y que en 2018 y ejercicios siguientes alcanzará el total de 1.250.000 euros hasta el fin de los 25 años de concesión-.

En cuanto a las inversiones de 4,2 millones de euros ejecutadas por el Consorcio con financiación del Fite para las dos fases de pavimentación de la campa, recordó que la empresa las reembolsará íntegramente con un interés del 3% mediante pagos anuales que ya está realizando

En el contrato de concesión, Tarmac asumió la obligación de invertir otra cantidad idéntica con recursos propios en equipamiento, una cifra que, según indicó, ya ha rebasado. Fournadet aseguró que, con 70 trabajadores en la actualidad, también ha superado las previsiones de creación de empleo directo que debía alcanzar para estas fechas. A esa cifra se suma el empleo indirecto que genera la actividad en sectores como transporte, hostelería o suministros.

Para seguir creciendo esperan contar con el respaldo de las instituciones. "Estamos esperando del Consorcio una verdadera señal de que efectivamente quieren apoyarnos, porque realmente queremos desarrollar la actividad en Teruel al igual que en Tarbes", dijo.

Más coordinación

El Plan Director que redactará Tarmac por acuerdo con el Gobierno de Aragón para planificar su desarrollo en Teruel servirá como "base de discusión" para futuras inversiones en el aeropuerto y permitirá mejorar la coordinación entre la empresa y el Consorcio del Aeropuerto, que hasta ahora ha tenido algunas dificultades a juicio de la compañía.

Philippe Fournadet, presidente de Tarmac Aerosave, señaló que la empresa quiere evitar lo ocurrido con el segundo hangar que se encuentra en construcción, que decidió impulsar el Consorcio sin consultarles, a pesar de que se ubica justo al lado del hangar principal que ellos gestionan. "El aeropuerto es muy grande y lo instalaron al lado del nuestro, con el riesgo de que alguien pudiera venir a instalarse junto a nosotros con actividades completamente diferentes", comentó.

Aunque este hangar se promovió porque había contactos con otras empresas dedicadas, por ejemplo, a la formación de pilotos, finalmente la filial de Airbus ha sido la única que se ha presentado al concurso que se convocó para su explotación en régimen de concesión, pero Fournadet no aclaró a qué lo dedicarán porque no se ajusta estrictamente a sus necesidades.

"Fue una mala señal por parte del Consorcio hacer el hangar sin contar con nosotros, pero estoy convencido de que en el futuro habrá una mayor coordinación porque hay buena comunicación ahora con el Gobierno de Aragón", concluyó.

Convenios con: